Alex De Castroverde

Alex De Castroverde

ABOGADO
EMAIL: alex@decastroverdelaw.com

Cuando pienso en mi familia, pienso en valor y tradición. El padre de mi padre era un abogado en La Habana, Cuba, antes de la dictadura de Fidel Castro. Cuando era un muchacho joven, mi padre participó en la invasión de Bahía de Cochinos como paracaidista con la intención de derrocar a Fidel Castro. Sus esfuerzos para restaurar la democracia en Cuba y lo que logró más adelante aquí en los Estados Unidos, son una inspiración diaria para mi. Con el tiempo, mi padre se mudó a los Estados Unidos y se matriculó en la facultad de derecho. El asistió a la facultad de derecho por las noches mientras trabajaba como croupier de blackjack en un casino en Reno, Nevada, mientras que al mismo tiempo también criaba a sus cuatro hijos. Después de recibir su licencia para ejercer la abogacía, en 1989 mi padre abrió un pequeño bufete legal con la devoción de ayudar a las personas que estuvieran necesitadas de ayuda.

Me siento orgulloso de seguir el legado de mi padre junto con mi hermano Orlando. Yo he sido abogado por más de 20 años y me esfuerzo cada día por hacer crecer lo que mi padre inició. El nos mostró a través de sus acciones que era un privilegio el ejercer la abogacía y estar en una posición de poder ayudar a las personas. El fue siempre genuinamente un hombre muy amable con sus clientes y trataba a los demás como si fueran su familia. Nosotros aprendimos un sentido de justicia y el goce que se siente al ayudar a nuestros clientes a través de las acciones de mi padre.

Aunque nuestro padre nos hace mucha falta, ahora somos muy afortunados de poder continuar haciendo lo que nos encanta hacer. Y nos hemos rodeado de otros abogados que son excepcionales en lo que hacen y quienes comparten la misma pasión por ayudar a las personas necesitadas. Yo creo que esto nos ha permitido atraer asistentes y personal de trabajo que piensa y siente de la misma manera. Yo disfruto viniendo al trabajo cada día porque estamos rodeados de abogados y personal de trabajo que disfruta de lo que hacen y se esfuerzan cada día por ser mejores de lo que fueron el día anterior.

Nosotros comprendemos que tenemos este privilegio debido a la generosidad y confianza que nuestros clientes nos han mostrado. Sin nuestros clientes, nada de esto sería posible. Así que nuestra misión es continuar la tradición de mi padre atendiendo y tratando a cada uno de nuestros clientes como si fueran miembros de nuestra familia. Nosotros hacemos esto al mismo tiempo que ofrecemos un servicio legal excepcional y dedicado. Disfrutamos de pelear por nuestros clientes y de hacer todo lo necesario para obtener el mejor resultado posible para ellos, pues esto es lo uno hace por un miembro de su familia.

Yo he sido bendecido con una bella esposa que tengo desde hace siete años y con el nacimiento de tres niñas preciosas. Disfruto yendo al gimnasio y de jugar al tenis. Gracias a nuestro bufete, a nuestro maravilloso equipo y a nuestros clientes, yo puedo hacer todo esto una realidad.